Informes de avance

Los Informes de avance fueron una herramienta para monitorear y reportar el progreso de los países hacia el cumplimiento de los ODM.  

A nivel global, la Secretaría General de Naciones Unidas preparaba un informe periódico anual que era presentado a la Asamblea General. Este era elaborado por el Grupo Interinstitucional y de Expertos en ODM bajo la dirección del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la Secretaría de las Naciones Unidas. Se realizaban, además, en consulta y colaboración con las instituciones pertinentes, involucrando a diferentes agencias internacionales, agrupaciones y expertos.


En lo regional, eran las Comisiones Regionales de Naciones Unidas las que coordinaban estos informes interagenciales, tanto a nivel general como enfocados en temas específicos. Estos hacían su análisis a partir de indicadores oficiales de los ODM y de indicadores complementarios que consideraban importantes para la región.


En lo nacional fueron mayoritariamente los organismos nacionales encargados de la planificación o del área social, los que asumieron el liderazgo en la producción de los informes nacionales ODM, dado que estas instituciones normalmente dan seguimiento a las políticas nacionales y a los compromisos internacionales. El Salvador produjo 3 informes de avance con el apoyo del Sistema de las Naciones Unidas.